Saturday, January 07, 2006

Las distintas especies laborales que poblan a la Isla del Encanto Parte I

Este post es motivado por un comentario que me dejó la amiga Goddess y su post de las cosas que pasan en Puerto Rico. Este artículo de investigación saldrá próximamente en la revista Nature.

Viajando por la blogosphera cada madrugada he tenido la oportunidad de leer acerca de las barbaridades que suceden en esta isla. Especialmente en el área de servicio. Y cuando digo el área de servicio, implica eso mismo. Todo el que trabaja con público, sea en vivo o por teléfono, labora en el área de servicio. Empezemos la cacería de brujas, digo la exposición del tema. No se si solo soy yo pero la opinión generalizada en la población es que los peores empleados de servicio se encuentran aglutinados en el gobierno. "Esto es pa' 40" es la alusión típica de este tipo de empleado queriendo decir que no se van a romper la espalda por ti o por mi. Este tipo de empleado se llama empleadicus brutus y se caracteriza por vestir de manera exagerada, tener una voz de altoparlante, muy mal humor y haber llegado a su posición por medio de palas. A este espécimen no se le puede preguntar nada pq asume que con su gran voz le escuchamos bien y por ende no deben de haber dudas. El segundo tipo de empleado en el gobierno es empleadicus explosivus. Este tipo de empleado es usualmente femenina y se le conoce por toda la agencia como la "propiedad comunitaria" por su facilidad de conquista y la rapidez con la cual cae. Estas empleadas se caracterizan por su manera coqueta y suspicaz de llevar cualquier tipo de conversación al tema preferido por los empladicus perrus: el sexo. El empleadicus perrus es la presa perfecta de empleadicus explosivus en el cual esta especie (empleadicus perrus) solo vive para una cosa: el sexo con especímenes intra-agencial. No suele tratar de conquistar fuera de este ambiente ya que sus idiosincrazias para la población que no esta expuesta a las agencias las toma por extravagantes y ridículas. Estos suelen ser hombres, con candados o bigotes a lo Pancho Villa, camisa de botones abierta, mínimo 3 o 4 cadenas de oro, barriga cervezera, reloj de pulsera de gran tamaño, voz sonora y bañado en colonia barata. Luego están los empleadicus hipocondriacus. Estos suelen ser los empleados que suelen irse enfermos mínimo dos veces por semana pero no deben ser confundidos con empleadicus vagus. Esta especie es totalmente distinta. Estos especímenes suelen inventarse cualquier excusa para no hacer su labor. Llegan tarde casi a diario pero son los primeros en hacer fila para ponchar en su hora de salida. En reuniones suele inventarse las contestaciones a las preguntas y/o quedarse en la parte trasera del salón para no tener que contestar nada ya que no sabe del material en cuestión. También si recibe llamadas telefónicas y no desea trabajar toma una de estas acciones: te transfiere indiscriminadamente a otra extensión o te deja en HOLD hasta que cuelgues. En conjunto a estos seres existe empleadicus lambeojus. Este empleado suele ser el empleado que se faja mas que los demás hasta que consigue lo que quiere. Luego hace una metamorfosis y muta hacia empleadicus vagus, empleadicus explosivus o a cualquier combinacion de las anteriores. Y por último en el área gubernamental, tenemos a empleadicus quejudus politicus. El nombre lo dice todo. Este espécimen se queja por todo y por todos. Es usualmente una persona altamente motivada por razones de venganza ya que siempre esta instigando la instabilidad y rompiendo la armonía que pueda existir con sus comentarios político-partidista.

Luego tenemos que hacer el brinco a la empresa privada. Aquí existen distintos especímenes como empleadicutus cajerus. Estos especímenes suelen poblar las cajas registradoras de los comercios, supermercados, tiendas y oficinas de servicio. Usualmente no saben realizar operaciones de aritmética sencillas y no tener cuidado con los artículos a entregarse. Existen sub-especies en los fast-foods tales como: e.c. burguerkingus, e.c. tacobellus, e.c. baskinrobinsus, y el favorito de todos los e.c. churchuschickenus. En áreas de servicio de venta existen los empleadicutus molestosus. Estos empleados te preguntan cada 3.5 minutos si necesitas ayuda durante los primeros 20 minutos de tu estadía en la tienda y luego que los necesitas no aparecen. Dentro de esta especie existe la sub-especia e.m. velatorus. Estos especímenes son aquellos que posan como empleadicutus molestosus pero realmente sus funciones son velar aquellos clientes que caen dentro de las definiciones generales de los comercios como clientes rateros: no ser rubios, blancos y de ojos claros, obesos y no vestir a la moda. Si uno de estos especímenes te sigue durante las 3 horas que estés en la tienda toma una de estas medidas para que te deje en paz: salir de la tienda y regresar en 5 minutos ya que estará detrás de otro cliente altamente sospechoso; gritar a toda voz "Este hombre me quiere violar" o expedir hedor corporal anal cerca del espécimen. Garantizado en funcionar. Si usted va a un banco encontrara a especímenes cercanos a la familia de empleadicutus cajerus pero con una nueva subespecie identificada hace poco: e.c. hastiadus. Usualmente estos ejemplos de ineficiencia suelen demostrar su descontento con su trabajo hacia el cliente y nadie puede reclamarle ya que sus superiores, empleadicutus imbecilus fueron una vez e.c. hastiadus. Y para redondear esta clase de biología llegamos al aeropuerto donde la fauna silvestre se encuentra en estado perfecto para la investigación de especies nativas. Comenzemos con empleadicus policicus y sus dos sub-especies: e.p. brutus perrus y e.p. explosivus. La primera sub-especie es dominada por los hombres y la segunda por las mujeres. Los hombres se encuentran usualmente en bicicletas o a pie debido a su naturaleza narcisista en exhibir su fisonomía y su conducta es muy parecida a los pavos reales. La segunda sub-especie se caracteriza por tener uñas muy largas, maquillaje que rivaliza con las mujeres noctambulas de la parada 15 y de barrio obrero, y el uso del uniforme ridículamente ajustado a su cuerpo. Luego tenemos empleadicutus maleterus. Estos pueden trabajar tanto en los terminales como en el área de equipaje de las líneas aéreas. Se caracterizan por maltratar el equipaje de los pasajeros sin importarles un carajo lo que suceda con éste.

Esta es la primera parte de varias de este estudio en progreso. Este estudio es realizado gracias a aportaciones de WWF, El Animal Planet de Discovery, y el National Geographic entre otros. Gracias.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home